Inicio

Romance de la Tragedia Minera

Real del Monte está de luto,
Real del Monte esta de duelo,
la muerte sembró el dolor
en las casas de este suelo.

Purísima Concepción,
para algunos tiro Hermoso,
nos diste el ocho de mayo
un golpe muy doloroso.

Fue el año sesenta y cinco,
sábado, ocho de mayo,
la tragedia nos hirió
con la violencia del rayo.

Serían las tres de la tarde...
en el fondo de la mina
el turno de la mañana
a esas horas termina.

El minero ya está ansioso
de regresar a su hogar
y el despacho cuatrocientos
la salida va a buscar.

Treinta mineros se aprietan
en la jaula o aparato
y mientras dan la salida
largo se les hace el rato.

El calesero por fin,
da la señal de salida
ignorando que ésta es
su última despedida.

La jaula sube unos metros,
mas de pronto se detiene
y con su preciosa carga
hacia el abismo se viene.

De aquellos treinta mineros
sólo tres sobrevivieron
pues los otros veintisiete
ahí mismo perecieron.

Pronto la fatal noticia
llegó a las casas del Real,
sembrando en todas las almas
una pena sin igual.

Callaron las sinfonolas,
se cerraron las cantinas
hubo crespones de luto,
en las casas y en las minas.

Ya nada se puede hacer,
solo esperar y esperar
que los cadáveres lleguen
al patio municipal.

Solamente la oración
puede aliviar el dolor,
los veintisiete mineros
descansan ya en el Señor.

Real del Monte está de luto,
Real del Monte está de duelo,
la muerte sembró dolor
en las casas de este suelo.

Llora Real del Monte.
Llora Purísima Concepción,
llora el bosque de El Hiloche
lágrimas del corazón.
8 de mayo de 1965.


LUIS JIMENEZ OSORIO


Apuntes para una monografía de Real del Monte, Hgo.
Junio de 1998.
Gobierno del Estado de Hidalgo.


¿DESEAS ANUNCIARTE AQUÍ?

Más información